Cultura Digital y Movimientos Sociales.

Coord. Igor Sábada y Ángel Gordo López. Ed. Catarata, Madrid, 2008
Libro colectivo que sintetiza gran parte del trabajo del grupo.

Introducción en PDF

Este libro propone, desde el análisis de distintos espacios y tendencias sociales, que la tecnología y la política no son ámbitos indiscutiblemente diferenciados. Hasta hace bien poco, la tecnología se ha considerado como un hecho neutro, extraño, autónomo y monopolio exclusivo de ingenieros y científicos. A partir de la segunda mitad del siglo XX se reivindica su naturaleza política y su vínculo íntimo con la organización social. En la actualidad, toda propuesta de cambio social requiere su incorporación como espacio de operaciones y como horizonte a transformar. A pesar de ello, escasean las publicaciones que aborden el estudio del nexo entre el universo político y el campo de lo técnico, y su permanente mediación de la vida social, en el contexto de la globalización, en el que emergen nuevas formas de intervención política. Los autores apuestan por sortear los efectos colaterales del determinismo tecnológico y por destruir el mito de una tecnología aséptica, cerrada y neutral. Estas páginas presentan numerosos ejemplos —los molinos del medioevo, los automóviles, los teléfonos móviles, el software libre, los chats, y la Web 2.0— que muestran cómo lo técnico se redefine constantemente desde los ámbitos local y colectivo. Han coordinado esta obra Igor Sádaba, profesor en el departamento de Ciencia Política y Sociología de la Universidad Carlos III de Madrid y Ángel Gordo, profesor en el departamento de Sociología IV de la Universidad Complutense. Ambos son miembros de Cibersomosaguas, grupo de investigación sobre cultura digital y movimientos sociales.

La Fragilización de las Relaciones Sociales

VVAA.Circulo de Bellas Artes, Madrid, 2006.

En las últimas décadas los países occidentales han experimentado un proceso de transformación tecnológica, económica y política que ha afectado sustancialmente a la consistencia de las relaciones sociales y a la vivencia personal del vínculo social. Las deslocalizaciones, la volatilidad financiera o la inestabilidad laboral, pero también la emaciación de la vida familiar y las nuevas formas de relación sentimental, han favorecido una especie de réplica radicalizada del proceso de individualización que marcó los inicios de la industrialización. Las sociedades postmodernas se presentan como una amalgama de individuos en flotación que establecen relaciones sociales lábiles y poco duraderas. Ya se entienda como un afortunado desarrollo del individualismo político, como una catastrófica pérdida de un elemento fundamental de la sociabilidad humana o, más bien, como una mezcla de ambas cosas, sin duda esta situación merece la atención de los expertos. Los ensayos que componen este volumen analizan desde muy distintas perspectivas los procesos de fractura de las relaciones sociales tradicionales.El libro incluye textos de Jacques DonzelotJudith R. WalkowitzIan Parker Julia Varela Erica Burman Jaime Pastor

Jóvenes y Cultura Messenger

Ángel J. Gordo e Ignacio Megías.INJUVE/FAD 2006.

En la presentación del nuevo título de la serie “Jóvenes y…” acaso lo más necesario de justificar sea por qué no se planteó antes esta cuestión. En efecto, el impacto de lo tecnológico en la cultura y en la comunicación de los jóvenes parece tan evidente, y por otra parte es una convicción tan asentada en las percepciones colectivas, que hubiera sido lógico plantear rápidamente el análisis de esa dimensión. Sirva de explicación, más allá de la importancia y la urgencia de los temas que se fueron tratando en la serie de informes, el hecho cierto de que la influencia de las nuevas formas de información y comunicación, las TICs, ha evolucionado y evoluciona tan aceleradamente que precisa de una cierta perspectiva para dar cuenta de una dinámica tan fugaz. De hecho, incluso en la mirada actual, uno de los elementos dominantes es esa impresión de movimiento continuo en la estructura y en la funcionalidad de los instrumentos y las relaciones influidos por la tecnología; no en vano, en las conclusiones de este estudio, se avisa que éstas se encuentran “en construcción”. En cualquier caso, coyunturalidad o transitoriedad no implican superficialidad. Creemos que el presente análisis es atento y profundo. Atento porque utiliza múltiples fuentes, desde el discurso de los usuarios a los indicadores empresariales; profundo porque plantea derivaciones del fenómeno observado. Por ejemplo, la manera en que las TICs aparecen como elementos de socialización y como factores condicionantes del proceso vital y laboral de los jóvenes es una cuestión de calado, sobre la que este informe aporta numerosos elementos. El INJUVE, la FAD y Obra Social de Caja Madrid esperan, también en esta ocasión, haber conseguido una contribución útil al mejor conocimiento de lo que, creemos que para bien, es parte fundamental del presente (y del futuro) de los jóvenes.